In BLOG, NEWS&FASHION

Los “cuadros escoceses”, como se los suele llamar  de manera coloquial, es un tipo de tejido de origen escocés, de ahí su nombre. A este tipo de tela, se la denomina tartán y está relacionada con los clanes de las Tierras Altas de Escocia (un clan es un grupo de gente unida por parentesco y ascendencia, los verdaderos linajes no se conocen realmente, los miembros del clan reconocen a un padre fundador, símbolo de la unidad del mismo).

Solemos llamar tartán o tela escocesa a cualquier tejido que tenga diseños similares al del tartán escocés, pero esto no significa que sea un tartán. Cualquier tela con diseños de tipo escocés no es un tartán: los auténticos se registran en el Scottish Tartan Authority (Autoridad Escocesa de Tartanes) y existen ciertas reglas para su uso.

 telas 1

El dibujo del tartán se crea con dos colores de hilo de los que se obtiene una combinación de tres tonos. Todos los diseños están estructurados como una serie de rayas alrededor de una raya central, que después se repiten como bloques regulares.

Los originarios tenían cuadros simples de dos o tres colores obtenidos de las plantas, raíces, bayas y árboles que se encontraban en las zonas donde la tela se tejía. Como se los usaba en una zona, estos tartanes eran distritales porque eran confeccionados en un territorio en particular. Por lo general, la gente que vivía en el distrito formaba parte del mismo clan, por lo que su tartán distrital era en realidad un tartán de clan.

Tanto el origen del término tartán como la procedencia del traje tradicional, hoy en día no está muy clara y hay muchas teorías. Lo que sí está reconocido es la destreza de los tejedores celtas, incluso en época romana, y la calidad de sus telas. Su paño de lana tenía un característico dibujo a cuadros, que ya en el siglo XVII se denominaba tartán.

Como os digo no está claro que existieran estas telas de clanes en la antigüedad, pero en 1815 hubo un movimiento para registrarlas y se crearon muchos diseños asociados a determinados apellidos.

En su origen el paño del tartán no se confeccionaba ni tenía buenas terminaciones, se dejaba como una tira o un rectángulo largo de tela denominado plaid. Los hombres llevaban la vestimenta completa, el kilt,  como un manto alrededor del cuerpo sujetando el resto en el hombro ajustado con un broche y las mujeres como chal. La colocación en los hombres se consideraba un arte ya que los pliegues quedaban perfectamente colocados.

MacLeod_R ok                                 plaid-tartan

Antiguamente tenían colores más apagados ya que se creaban con tintes naturales. Hoy en día se crean con colores más vivos y vistosos. El tartán nunca pasa de moda, está más presente en unas temporadas que en otras pero siempre está. Y hoy en día lo vemos en abrigos, chales, pañoletas, pantalones, chaquetas, bolsos, maletas, camisas, bufandas…en todas partes.

          modelo 1                                             modelo 2

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de responder a todas tus dudas, escríbenos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.

Start typing and press Enter to search