In BLOG, NEWS&FASHION

Hoy en día las gafas de sol es uno de los complementos indispensables tanto de hombre como de mujer. No podemos vivir sin ellas, hay gente que las utiliza durante todos los meses del año. Pero no siempre han existido. Su antecesor, podríamos decir que es el abanico, otro complemento con el que las mujeres habrían escondido su rostro en otro tiempo. Sin embargo el hombre, hasta las gafas de sol, no tenía un complemento específico con el que poder ocultar parcialmente su cara.

Cuenta le leyenda que Nerón utilizaba esmeraldas pulidas para protegerse los ojos del sol cuando contemplaba los juegos en el Circo romano, pero parece que después de él nadie más se atrevió a hacerlo.

En la antigua China, antes del siglo XV, comenzó a usarse el cristal ahumando para oscurecer las gafas, no estaban graduadas y no tenían como fin proteger los ojos del sol, sino que estaban destinadas a ocultar la expresión de los ojos de los jueces chinos en los tribunales.

Las primeras gafas oscuras fueron creadas con fines médicos para gente con problemas de vista o recién operados. Casi todas además estaban graduadas. Gafas que nacieron originariamente para protegerse de la luz y poder ver a través de ellas, pasan a ser utilizadas para ocultar los ojos de miradas no deseadas.

Esto fue en 1929 cuando las gafas de sol saltaron al mundo de la moda, cuando Sam Foster empezó a vender sus gafas de sol “Foster Grant”, en el paseo marítimo de Atlantic City y así inició una revolución en el mundo de la visión. Su intención era ofrecer un producto para proteger de la luz del sol a los bañistas de las playas.

gafas15 quien-invento-las-gafas-de-sol_ampliacion33gafas14 quien-invento-las-gafas-de-sol_ampliacion23

Los precios eran prohibitivos  por lo que sólo eran compradas por los ricos y famosos de la época, por ejemplo, las estrellas del incipiente cine mudo.

Un año después Bausch & Lomb creó sus gafas Ray-Ban por encargo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, con lentes antideslumbrantes, basadas en las gafas verdes que la empresa fabricaba para el Cuerpo Aéreo del Ejercito de los Estados Unidos, que protegían contra los peligros del resplandor del sol a gran altitud.

En 1936 el modelo varió un poco, perfeccionando el tinte especial verde oscuro, que absorbía la luz en la banda amarilla del espectro, y también diseñó una montura ligeramente inclinada para proteger mejor los ojos de los pilotos. Así aparecieron los “Ray-Ban Aviator” haciendo honor a sus primeros usuarios. Les regalaron unas a todos los aviadores y al año siguiente creó oficialmente su marca Ray-Ban como marca de gafas de sol permitiendo su adquisición al público.


douglas

Como suele suceder en estos casos los costos de fabricación se abarataron y, en poco tiempo, la producción en masa de gafas de sol en Estados Unidos era un hecho. Y con él, su extensión por el resto del mundo. Durante la década de los años 30 el mercado creció rápidamente  y las gafas de sol se convirtieron en un accesorio de moda esencial. Junto a esto hay que sumar la atrevida campaña publicitaria, con la que la Foster Grant Company consiguió convertir las gafas de sol en todo un complemento de moda. Ya no se trataba sólo de protegerse del sol, no. La cuestión gafística iba más allá de la mera protección. De lo que en realidad se trataba era de que complementara nuestra vestimenta. Y lo hiciera de forma elegante, diferenciada y misteriosa. Algo que la Foster consiguió sin duda alguna. Dio en el clavo involucrando en su campaña a famosas estrellas de Hollywood como Rachel Welch, Mia Farrow, Anthony Quinn o Annita Ekberg, que aparecieron en numerosas fotografías luciendo las gafas con poses sugerentes. El lema era: “¿Quién está detrás de esas Foster Grant?”. Porque en esas poses, merced a las gafas de cristales tintados, no se les veían los ojos. Pero detrás podían estar Peter Sellers, Vittorio Gassman o Woody Allen.

bette-davis-02

Sin embargo, el auténtico tirón comercial no llegó hasta los años sesenta y vino de la mano de las estrellas de Hollywood, que aunque les encantaban los flashes deseaban ocultar sus ojos detrás de los cristales tintados. Su aparición en las revistas y en la gran pantalla con ellas ayudó mucho. Empezaron a ser un objeto común, casi todo el mundo tenía unas y así ha seguido evolucionando hasta nuestros días, ya que actualmente cualquier marca de moda multinacional no está completa sin su colección de gafas del sol, junto a las fragancias y los bolsos.

Las tendencias es gafas de sol no dejan de evolucionar. En los años cincuenta solían tener los extremos puntiagudos y hacia arriba”ojos de gato”. Las pequeñas y redondas tipo John Lennon fueron populares entre los hippies en los 60. Más astillosas fueron las Space Age, opacas y de plástico blanco, creadas por André Courrèges, perforadas por una pequeña rendija horizontal. Las monturas fueron creciendo hasta alcanzar tamaños desproporcionados en los setenta, como vemos en Jacqueline Kennedy Onassis y en Elton John. En los años ochenta y noventa las monturas grandes fueron sustituidas por monturas angulosas y lentes oscuras. En el año 2000 resucitaron las gafas aviador de la mano de Stella McCartney decoradas con corazones de estrás.

jackie-kennedy3-1

 

Recommended Posts

Leave a Comment

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de responder a todas tus dudas, escríbenos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.