In BLOG, NEWS&FASHION

Ese clásico que nunca pasa de moda.

Las trincheras fueron las que dieron el nombre a esta prenda, por eso el nombre “trench”, que en inglés significa trinchera, zanja. Por eso cada detalle del trench coat evolucionó para servir a un propósito concreto, superando así al resto de prendas de abrigo de la época.

En 1914, el Ministerio de Guerra Británico encargó a Thomas Burberry que adaptara los pesados impermeables a las duras condiciones climáticas que los soldados soportaban en las trincheras. Así las fuerzas armadas lo adoptaron como parte de su uniforme. También lo hizo el Cuerpo Femenino de Transmisiones de Estados Unidos, con el talle ceñido con cinturón, el dobladillo a media pierna y el vuelo haciendo silueta tonel, que empezaba a ponerse de moda.

La creación fue un paño triplemente impermeabilizado para repeler el agua, mientras las aberturas en el tejido permitían la ventilación. Este material fue usado por los primeros exploradores del polo y los pioneros en aviación ya que protege contra las condiciones climatológicas más extremas. Es el primer tejido inteligente de la historia.

Para distinguir el rango de los oficiales se añadieron trabillas, la solapa decorativa mejoró la protección del pecho, mientras que la solapa sobre la parte alta de la espalda, impermeable, garantizaba que la lluvia se precipitase hacia el suelo protegiendo el resto del cuerpo. Conservó sus elementos de inspiración militar durante los años treinta y siguientes.

trench

 

La confección de esta prenda exige más de 100 procesos independientes. El más elaborado es el del cuello, el detalle exclusivo de la marca. El artesano realiza más de 180 puntadas a mano para darle una curva fluida que se adapte perfectamente al cuerpo. El cinturón lleva cuatro líneas de puntadas para mantener su rigidez y las anillas metálicas en forma de D, usadas originalmente para llevar el equipo militar, rinden tributo al diseño de la época.
Los trench coat Burberry llevan forro de checks Burberry en los colores icónicos: cámel, marfil, rojo y negro. Este forro se coloca de forma que los checks queden simétricos. Este checks es lo que actualmente se denomina tartán.

Con el trench pasa lo mismo que con el reloj de pulsera masculino (pincha aquí), que después de la Gran Guerra, cuando los soldados regresaron a casa trajeron consigo este abrigo incorporándolo a la vida civil.

Los tonos clásicos tanto para hombre como mujer son miel, piedra y negro.

tres colores

 

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de responder a todas tus dudas, escríbenos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.