In Blog, Gloria Gardner

El baile de graduación norteamericano, es lo que en España llamaríamos la “puesta de largo”, el rito de paso a la edad adulta.

La fiesta de graduación era en sus inicios una reunión de debutantes que desfilaban antes de comenzar el baile u otro evento formal a partir de 1800 en el Reino Unido. Era el debut de los jóvenes aristócratas es sus responsabilidades de la élite social en comunidad. Vestían atuendos elegantes al igual que sus padres y familiares. Las chicas usaban vestidos elegantes, adornados y gráciles. Los chicos llevaban hermosos trajes tipo esmoquin.

Durante los primeros bailes, los invitados de honor eran jóvenes adultos que se se disponían a comenzar su vida universitaria. A diferencia de las fiestas de graduación de hoy, los bailes en el 1800 eran galas. El baile era una parte de la diversión de la noche. Sin embargo, el objetivo de la gala era socializar con los compañeros y conocer a los pretendientes que los padres consideraban apropiados.

La primera referencia sobre un baile de graduación procede de un diario de un estudiante del Amherst College, Massachusetts, en 1894. Los padres de clase media instituyeron bailes formales en los que se observaba la moral más estricta. El evento llegó a asociarse con la terminación de la universidad, sobre todo en las élites de la Costa Este de Estados Unidos. Estas universidades fueron las casas de educación de los debutantes y de los estadounidenses ricos. Las grandes galas, en las que las mujeres lucían vestidos de noche formales y los hombres trajes de etiqueta adornados, eran habituales para la clase alta. Era lógico que sus hijos hicieran lo mismo, y en su último año de universidad antes de entrar en el mundo adulto, los jóvenes disfrutaban de una gran gala en su honor. La tendencia tuvo éxito y los bailes de graduación pronto se extendieron por todas las universidades de los Estados Unidos. Todos los licenciados usaban sus mejores ropas para una noche inolvidable.

405349aa01

A principios de 1900, las escuelas secundarias empezaron a hacer su propia versión de lo que alguna vez fue un acto suntuoso. Los primeros bailes de secundaria registrados, no eran como sus versiones anteriores. La ocasión no era tan elegante, acudían con sus mejores ropas de domingo, y la gala se convirtió en la hora del té, donde los adolescentes podían bailar y socializar. Estos bailes también eran sólo para los graduados. En las décadas de 1920 y 1930, la fiesta de graduación pasó de ser el tiempo del té a un “banquete anual” donde los jóvenes adultos empezaban a centrarse más en el baile que en el aspecto social. La vestimenta volvió a cambiar a ropa más elegante, ropa de baile formal.

En 1950 el diseño del vestido formal para acudir al baile adquirió una importancia de primer orden. En esa época la tendencia dominante fue el escote corazón gracias a revistas de moda como Harper´s Bazaar y Vogue, fue el influjo del cine de Hollywood el que introdujo el estilo en el mercado de masas. El vestido de graduación definía a la adolescente de clase media de los barrios residenciales, de modo que todas las chicas de secundaria se tomaban su tiempo para elegir el modelo ideal junto con los zapatos y complementos. El toque final, era el ramillete que el acompañante regalaba a su chica y ésta se colgaba del talle.

El corte bob a lo paje, melena corta y lisa  recogida hacia la nuca, era el peinado más utilizado. Usaban pinzas por la noche para moldear las puntas hacia dentro y dormían con redecilla para evitar despeinarse, ya que el lavabado del cabello se realizaba una vez por semana. Aquí vemos a Elizabeth Taylor con el peinado de la época.

 elizabeth_taylor
Un ejemplo de este tipo de bailes y acontecimientos americanos lo vemos claro en la película “Grease”, donde Sandy y Danny nos divierten con un baile que quedará por siempre para la historia del cine.

grease

Recent Posts

Leave a Comment

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de responder a todas tus dudas, escríbenos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo.